etapas

Etapas

ETAPA 1 : PONFERRADA – QUIROGA 89KM

Nuestra aventura comienza desde el interior del Castillo Templario de Ponferrada siguiendo el camino hacia Las Médulas pasando por los núcleos de Toral de Merayo, Villalibre de la Jurisdición, Priaranza del Bierzo , Santalla y Borrenes donde visitaremos el Castillo de Cornatel. Desde ahí tomaremos rumbo hacia el singular paraje de Las Médulas, Patrimonio de La Humanidad. Desde ahí no dirigimos a Puente de Domingo Flórez, última localidad de la provincia de León. Desde ahí cruzaremos el Río Sil, para adentramos en la pequeña población de Quereño, llave de entrada del Camino en Galicia. Siguiendo desde ahí la margen derecha del río Sil, nos adentraremos en la comarca de Valdeorras donde haremos parada visitando una de las mejores bodegas vitivinícolas de Galicia. Abandonamos Valdeorras atravesando el túnel de Montefurado, construido sobre el siglo II, la gran huella que dejaron los romanos en su masiva explotación del oro será una de las últimas maravillas naturales antes de nuestro final de etapa en Quiroga

ETAPA 2 : QUIROGA – LALÍN 108KM

La siguiente etapa comprende el mayor reto de nuestra aventura. Tanto por distancia como por desnivel. Todo un reto de superación. Saliendo de Quiroga,  dejamos el Río Sil para adentrarnos en la cuenca del río Lor, por Barxa de Lor, hasta A Pobra de Brollón. A través de una calzada romana secundaria nos adentramos en Monforte de Lemos. Saldremos de Monforte por el puente medieval, que muchos historiadores apuntan de origen romano. El camino que seguía la antigua calzada romana que llevaba por los Codos de Belesar, se dice que iba de puente romano al puente romano de Belesar que cruzaba el río Miño. Cruzamos el puente nuevo de Belesar, que se asienta sobre las cepas del viejo romano, y después de un fuerte ascenso, sobre 2,5km, nos espera por la vieja calzada romana, los Codos de Belesar” hasta la cumbre, en San Pedro de Líncora. La cercana villa de Chantada ya se divisa. El hito que marca esta etapa lo señala la sierra del Faro rebasando los 1.000 metros de altitud. Para salvarla, desde Chantada nos espera, primero, un suave ascenso hasta Penasillás, mientras que los últimos 4 kms en fuerte ascenso nos llevan a la cumbre donde se levanta la ermita de Nuestra Señora de O Faro. Esta nos aguarda como a miles de peregrinos que a lo largo de los siglos a ella acudieron buscando sus favores.

El esfuerzo ha merecido la pena, no sólo desde el punto de vista religioso, sino porque desde aquí contemplaremos una de las más hermosas vistas con estribaciones de las cuatro provincias gallegas, formadas por el macizo del Courel, los Ancares, Peña Trevinca, Cabeza de Manzaneda y monte Farelo. Es un punto geográfico, que además de hacer límite con las provincias de Orense, Lugo y Pontevedra, tiene la declaración de Lugar de Importancia Comunitara, (LIC).

Desde la ermita hasta Rodeiro, el camino baja en un continuo descenso y de una gran belleza con espectaculares panorámicas que nos lleva hacia las tierras de Camba, en el concello de Rodeiro.

El trazado que discurre por las tierras del Condado del Deza, regadas por los arroyos que confluyen en el río Arnego muestra un paisaje con extensas praderías, dónde es fácil ver abundante ganado paciendo los campos en plena libertad.

El Puente de Pedroso es el último punto que cruza el río Arnego, marcando un hito en esta etapa. A partir de este punto, pronto vemos un gran mojón que marca la entrada en tierras de Lalín, ascendiendo por los lugares de Coto de Anta y Coto de Mamuela. La vieja iglesia románica de Lalín de Arriba es la antesala de la villa que será meta de nuestra segunda etapa.

ETAPA 3 : LALÍN – SANTIAGO DE COMPOSTELA 50KM

Última etapa de nuestra aventura. Salimos de la capital do Deza franqueando el río por el puente medieval llamado puente Taboada.
Afrontamos la última etapa del Camino por una senda que desde Outeiro, comarca de Vedra, en un continuo descenso, cruza la comarcas de Boqueixón, siendo el punto más bajo la ermita de Santa Lucía en el lugar de Piñeiro.
El Pico Sacro es el hito que marca a esta etapa, divisándose su característico pico en forma de mama desde cualquier punto más o menos lejano. Es un mítico monte ligado a la Traslatio, donde los discípulos de Santiago encontraron los bueyes para el traslado de los restos del Apóstol. Si el día es claro, avistaremos desde ahí las torres de la Catedral de Santiago.
Casi ya en plena ciudad de Santiago. Subiremos por Castrondouro y ya nos encontramos con el arco de Mazarelos, la única de las siete puertas de la muralla de Santiago que se conserva. En escasos minutos, nuestra aventura tocará su fin a las puertas de La Catedral y su majestuosa Praza do Obradoiro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar